Saltear al contenido principal
El Primer Tatuaje, Guía De Ayuda Para Principiantes

Hacerse el primer tatuaje es muchas veces es una gran decisión y un acto que a veces trae consecuencias de las que te puedes llegar a arrepentir. Hacerse un tatuaje a primera instancia puede impresionar a mucha gente y a menudo la gente tiene miedo al dolor para hacerse un tatuaje, a ese miedo se le puede añadir timidez, la presión de conocer el acto irreversible, la información a utilizar para el cuidado etc … 

En este post te mostramos una guía para ayudarte a vivir mejor con tu primer tatuaje, y ayudarte a tomar  algunas decisiones más correctas.

El primer tatuaje, creando el boceto

El primer tatuaje

Es importante elegir el artista adecuado. Este paso es a menudo descuidado cuando se realiza el primer tatuaje, la falta de información sobre la importancia de elegir al tatuador es importante. Encontramos uno cerca de casa, que se ve bien y ¡venga! Así que, 10 años más tarde, estamos interesados en un tatuaje más profundo y nos arrepentimos de no haber gastado algo más en el primer tatuaje.

El primer tattoo tiene un valor particular. Suele ser algo muy personal. Un sin número de personas ansían por hacerse un tatuaje, pero “esperan tener una buena razón, una buena idea”. Algunos se arrepienten de no saber dibujar. ¡Tranquilo, tu tatuador debe saber dibujar! Reúne tus ideas, usa fotos como referencia si quieres y empieza por hablar con tu tatuador. Él te aconsejará lo mejor para que un tatuaje envejezca bien, que esté bien posicionado, etc.

Haz una búsqueda de imágenes de Google “+ nombre de tu boceto del tatuaje”, así sabrás rápidamente si la mitad del planeta ya tiene tu idea. Cuidado con los deseos de momentos amorosos, el tatuaje estará ahí toda tu vida. Una vez más, sabes que tu artista también puede abrir vías de reflexión sobre lo que se puede hacer. 

Preparación de la sesión par el primer tatuaje

eligiendo tu primer tatuador

Has conocido al artista de tus sueños. Tienes una cita con él o ella para construir tu proyecto. No dudes en ir acompañado por un amig@. No, esto no es una prueba de que eres un bebé, es una buena idea porque tu amig@ puede ver cosas que tal vez no has pensado, o que se te olvidó poner en el momento de estrés … Haz tus preguntas, sé claro sobre tu deseo, pero también escucha el consejo del artista, no seas terco. En mi caso, para mi primer tatuaje, casi me hice una quemadura en el brazo con el boceto vuelto hacia atrás, lo cual es un gran error que ni siquiera sospeché. ¡Estoy contento de que mi artista de tatuajes me lo haya explicado!

Asegúrate de que las cosas están claras con el tatuador. Toma notas si es necesario, y también prepara tus preguntas antes de la reunión. Añadirás una nueva experiencia en tu vida, y lo llevarás hasta la tumba.

¿La primera sesión se aproxima? ¡Perfecto! Pero, ¿has pensado en la preparación? Una vez más, hay que saber algo que, a lo mejor nadie te ha dicho… el día antes de la sesión, evita el alcohol y otras “sustancias”. El alcohol licúa más la sangre, causa más sangrado de lo normal, haciendo el trabajo más difícil para el artista del tatuaje, y la asimilación de la tinta en tu piel, menos efectiva. En general, trata de llevar una vida sana, unos días antes del tatuaje …

El día anterior, nada de alcohol, una buena noche de sueño sin medicamentos para diluir la sangre (como la aspirina), ayuda a preparar tu cuerpo.  Con un cuerpo cansado la piel no reacciona al máximo para facilitar la curación.

El mismo día, haz lo mismo. Es solo un tatuaje, no es una maratón, pero aún así, no debemos subestimar la importancia de la sesión, especialmente si te lo haces en una zona grande o una zona muy sensible.

desayuno antes de hacer primer tatuaje

Toma un buen desayuno. Pon una golosina en tu bolsillo, una barra de cereal o una bebida dulce en caso de que necesites coger el toro por los cuernos durante la sesión. Evita las cremas hidratantes en la zona a tatuar y por último, recuerda tomar el dinero para pagarle al tatuador.

Durante la sesión, estate lo más relajado posible. Escucha música,  habla con el tatuador si eso no te molesta, y por supuesto, comenta si no te encuentras bien, o necesitas un descanso. Estate atento a sus consejos para seguir los cuidados, cada artista tiene su técnica. 

Comunica tus necesidades y escucha sus consejos. No tengas miedo de pedir un descanso, pero ten en cuenta que a menudo es difícil comenzar después de varios intervalos. A veces es mejor no hacer más de una sesión, pero obviamente dependerá de la obra a realizar.

Tratamientos

El primer tattoo, tratamientos

Como dije antes, cada tatuador tiene tu técnica. Sigue sus consejos, y no dudes en cualquier momento del proceso (incluyendo la curación), en preguntarle. En general, la mayoría están de acuerdo en algunos principios básicos …

No toques el tatuaje a no ser que sea para la cura, y hazlo siempre con las manos limpias. Si se forma un hematoma,  no te asustes,  esto pasa por sí solo. Después de unos días descubrirás lo que para mí es el verdadero dolor del tatuaje … ¡La picazón! pero es importante que sobre todo… ¡no te rasques!

No te rasques! ¡No te rasques! ¡No te rasques!  Oh… además no lo expongas al sol. Esto significa que, de cualquier manera, incluso usando un protector solar, se puede irritar. Cúbrelo con una prenda de vestir durante el primer mes. También evita frotar, depilar o afeitar antes de que tu piel se regenere completamente (siempre 1 mes). Pero sobre todo… ¡no te rasques!

¡Felicidades! formas parte del club de los tatuados. Piensa que has hecho el tatuaje del siglo, el mundo es tuyo, pero recuerda las palabras del Tío Ben de Spiderman,  “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Si todavía quieres estar orgulloso de tu nivel de vida, tenemos que protegerlo.

Contento con tu tattoo inicial

Nunca sometas el tatuaje al sol. Nunca significa nunca. Acabas de entrar en el muy selecto club llamado “vida de pantalla total “. ¡Felicidades! Si quieres ir a esquiar, a la playa, te aplicas con una protección de crema índice 50 o 50+ (el término de protector solar ya no existe).

Por último, repite todos estos consejos durante si vas a realizar un próxio tattoo, porque, estas advertido ¡acabarás haciéndote otro!

Volver arriba